miércoles, 4 de octubre de 2017


Preparativos ante los concursos

Por Fernando de Juan Vicente

Sabiendo lo que los aficionados nos jugamos en los 20 minutos que han de estar los canarios ante el juez, es lógico que nos preocupe su colocación  en la torre, para obtener el mayor rendimiento.

La preparación de los equipos también requiere, durante la época de concursos, otras atenciones  que a continuación desglosaré, tan importantes o más que la pregunta del encabezamiento.

HIGIENE: Además de la limpieza de las jaulas y los palos, poner como mínimo la bañera dos veces a la semana, de esta forma, evitaremos probablemente que se acostumbren a bañarse  en el bebedero.

ALIMENTACIÓN: Adicionar alternativamente a la comida base, un nabinero con zanahoria rayada mezclada con nabina hervida. Rayar tanto el huevo de codorniz con cáscara incluida, como la parte verde del brócoli mezclando ambas. Cañamón no muy molido mezclado con pan rayado algo húmedo. Manzana, lechuga, pepino, naranja etc. Si la habitación en que se encuentran los canarios no tiene mucha luz natural, conviene una vez por semana echar en el bebedero cuatro gotas del complejo vitamínico PROTOVIT (en farmacias).

Al suministrar la nabina hervida evitaremos las tripas rojas en los canarios debido a la alta toxicidad y suciedad de la cáscara de ésta, (cuando se hierve deja una espuma y agua muy sucias, dando la medida de lo perjudicial que puede ser. Este aspecto desaparece una vez lavada). A mí me da buen resultado y tengo la misma opinión de otros compañeros. Por tanto, en el comedero sólo pondréis, si adoptáis este sistema, la mezcla de alpiste, negrillo y linaza. Para 1k. de alpiste, 200 grs. de negrillo y 150 de linaza.

ADAPTACIÓN: Una vez elegidos los equipos, bien por familias, voces o similitud del canto y sin perjuicio de posteriores cambios, se llevan (si es posible) a una habitación distinta de la habitual y con iluminación eléctrica. Se colocarán sobre una mesa sentándose a corta distancia  la persona que los prepare. No importa que haya movimiento de otras personas en la estancia, esto acostumbrará a los canarios a cantar en cualquier situación.

Una vez enjaulados deben estar viéndose entre sí durante cinco días para acostumbrarlos a la jaula  y que no se sientan aislados, en un sitio con luz natural. A partir de esta fecha colocar los separadores. Hablo de separadores porque creo que no conviene mantenerlos permanentemente en las cajoneras, pero sí acostumbrarlos teniéndolos algunas horas y utilizarlas para trasladarlos a la mesa de entrenamiento etc.

EXISTEN VARIAS TEORÍAS SOBRE CÓMO SITUAR LOS CANARIOS EN LA TORRE

1ª Situar los dos mejores uno en “A” y el otro en “C” , con la finalidad de que su canto envuelva al “B” y “D”, consiguiendo supuestamente una puntuación más equilibrada.

2ª  Colocarlos de mayor a menor en calidad, o sea en “A” el mejor y en “D” el de tono más alto para que no se suba mucho y tape al resto.

3ª Los de menor calidad en “A” y “B” y en “C” y “D” los de tono más hueco y excelentes notas, para que el juez las perciba con nitidez al tenerlos más cerca.

4ª  “Si tienes cuatro canarios extraordinarios, los pongas como los pongas obtendrás buen resultado.” (ésta es de mi cosecha).

Si tengo que elegir me quedo con la 4ª, pero como es la más difícil de conseguir escojo la 3ª, porque en veinte minutos a un juez experimentado no le valen envolvimientos ni gaitas, ya que diferenciará  lo mejor de lo regular, y con  la 3ª se facilita la audición de lo bueno para conseguir una calificación justa..

Tres consejos importantes que deben aplicar los aficionados diez minutos antes del enjuiciamiento de los canarios: Limpieza de la bandeja de las jaulas; que la mezcla del comedero sea la habitual y no contenga algún tipo de semilla que entretenga y engolosine al pájaro; que el nivel en el recipiente del agua esté por debajo de la mitad para que puedan beber pero no bañarse.

sábado, 5 de agosto de 2017

UN STAMM
         Artículo aparecido en la Revista: LAS AVES “REDORNI” Nº14 (ESPAÑA).  Marzo - Abril 1978.
Autor: Maurice Delannoy.
         El deseo de todos los aficionados al Harzer debe ser el siguiente: ¿Cómo podría conseguir 4 pájaros con la misma tonalidad y musicalidad para poder formar un stamm digno de este nombre y quién sabe, alcanzar un título en alguna exposición?.
         Refiriéndome a la obra de M. Schoonwater, “Van Leerling Tot Meester” (Del aprendiz al maestro), me complazco en primer lugar en citar esta definición del canto del canario del Harz: El canto del canario del Harz es un canto artístico y debe satisfacer, por lo tanto, ciertas exigencias… El conjunto musical debe ser siempre melodioso y agradable al oído. Esto es lo que deseamos y esperamos de nuestros preferidos.
         Pero, antes de progresar en formación de un stamm, hay que tener presente ciertas reflexiones que nos ayudarán a comprender las fichas de clasificación o enjuiciamiento.
         Nuestros canarios del Harz son profesionales del canto. Pero todos poseen su propio carácter, y no son unas cajas de música. Así, pues, la escolaridad o enseñanza da comienzo en la pajarera donde los más voluntariosos en su canturreo serán también, con toda probabilidad, los más voluntariosos a cantar en jaula de concurso y ante los jueces.
         Por otra parte, los lapsos de tiempo concedidos al stamm para interpretar su canto es relativamente corto: una media hora y el juez puntuará, no lo que los pájaros han podido o podrían cantar, sino lo que los pájaros han cantado realmente.
         Las entregas de premios son con frecuencia la ocasión para que el aficionado muestre su desacuerdo con la calificación e incluso criticarla abiertamente. Pero es necesario en primer lugar que el aficionado sea capaz de juzgar por sí mismo si sus pájaros se hallan en buenas condiciones para participar en los concursos, de admitir que sus pájaros son seres vivientes con su humor propio, capaces de alcanzar con su canto 87 puntos o nada en absoluto, comprender igualmente que las condiciones atmosféricas pueden ejercer una influencia desfavorable o beneficiosa sobre sus prestaciones (lluvia o niebla, heladas o tiempo seco), de conocer algunas iniciaciones al canto, y de este hecho saber  que muchos pájaros poseen a la vez un canto profundo y un canto más ligero. Por experiencia, puedo asegurarles que no es raro encontrar pájaros de canto profundo y melodioso que no es interrumpido sino al cabo de un cuarto de hora por un deseo de beber o de restaurarse. Pero al iniciar de nuevo su canto, ¡qué diferencia! Nada de profundidad, nada de tonalidad. Por suerte, desde el principio un buen número de puntos han sido conseguidos… De lo contrario…
         Si por desgracia el pájaro hubiera iniciado su canto de una forma ligera y lo hubiera seguido durante media hora, el resultado no hubiera sido el mismo y el aficionado se hubiera preguntado qué es lo que había sucedido… En un concurso o en un campeonato, tanto si es nacional como internacional o mundial, si lo principal es poseer buenos pájaros, el factor suerte interviene igualmente, y personalmente lo calculo en un 50 por ciento.
         Pero la gran satisfacción de un aficionado la constituye la confección o preparación de un stamm. El encontrar cuatro pájaros que posean una “dirección”, una misma línea de canto, es decir, una misma tonalidad (igual forma de aportar las notas o los giros), en una palabra, que interpreten la misma música.
         La herencia nos aportara en el canto de nuestros canarios dos direcciones principales:
Canto de sonido hueco
Canto de sonido “Chapoteado”
         Para conservar la unidad en el canto, es decir, la armonía, el aficionado debe saber distinguir y separar estas dos direcciones y no mezclarlas nunca. En el canto de sonido hueco los sonidos emitidos poseen por generalmente una tonalidad profunda basada sobre las vocales o, u (francesa), ou (u castellana) y se hallan desprovistos de vocales agudas, concretamente i o é. En predominancia, el pájaro entonará bellas ruladas profundas o timbradas profundas, a las cuales asociará la rulada doble, la flauta, la carcajada y las timbradas. Por el contrario, en el canto chapoteado la predominancia serán las notas de agua (rulo de agua), cloqueo de agua) con el rulo hueco (que terminará en “tremolo”), el rulo doble, el cloqueo el timbre rulado profundo, la flauta, las notas de timbre. El cloqueo, que no es sino la expresión del agua en el canto del pájaro, será bien destacado y muy profundo.
         Respetar la herencia del canto de sus pájaros constituye una necesidad absoluta y no puede pensarse, si bien el canario del Harz es un perfecto imitador, en enseñar a un pájaro todas las notas del canto conocidas y posibles. Luego solamente se tratará de un entrenamiento.
         A la puesta en jaula, los hermanos, medio hermanos o primos serán reagrupados. Es un primer trabajo que evitará una manipulación demasiado excesiva de nuestros pájaros. Luego, descorrerán las cortinas del armario de aprendizaje, se sentará tranquilamente en una silla, a dos metros frente al armario y unos minutos después podrán asistir a un entrenamiento colectivo de sus pájaros. Es durante estas sesiones, que nunca deben exceder de una media hora, que darán comienzo a su selección y apartado y que poco a poco irán formando su stam ideal.
         Primera condición: Eliminación de todo aquel pájaro que emita sonidos discordantes y que dañen el oído experto del criador. No obstante, todavía no se pueden dar por perdidos: Una permanencia en pajarera donde la temperatura ambiente será menos elevada que la de la sala donde se encuentren vuestro armario-escuela.
Si, al cabo de cuatro semanas, el pájaro no ha perdido esas notas discordantes, entonces existen grandes probabilidades de que las conserve. Desconfiar de las hembras, sobre todo adultas, que emiten embriones de canto donde el cloqueo degenerado es demasiado floreciente.
         Escucha atentamente a sus pájaros y agrupe a aquellos que presentan la misma tonalidad y las mismas notas, de esta forma podrán formar, DESPUÉS DE UN MES DE APRENDIZAJE COLECTIVO, SUS STAMM. Pues entonces, para llevar a cabo su punto de vista, entrenándolos stamm por stamm en otro local. Es posible que se vean obligados a llevar a cabo algunas rectificaciones. Estas segundas sesiones de entrenamiento no deben exceder el cuarto de hora, ya que para ello supone fatiga: cambio de atmósfera (sin transporte exterior), emisión de su canto.
Sus pájaros comprenderán bien pronto lo que ustedes exigen de ellos cuando se encuentren sobre una mesa y con luz artificial, las jaulas apiladas las unas sobre las otras. El sobre entrenamiento aburre y cansa siempre…cualquiera que sea el deporte.
         Pero estos consejos no tendrían valor alguno sino fueran acompañados por avisos concernientes a la condición física de sus pájaros. Un pájaro muy bueno en un concurso es por definición un pájaro de excelente estado de salud.
         En cuanto a la alimentación (cuestión delicada), ya que si usted interroga a diez aficionados, obtendrá seguramente diez respuestas diferentes. El triunfo en los concursos y la buena presencia física dará la respuesta a esta cuestión. Por otra parte, todos sabemos que la alimentación base del canario Harz es la nabina dulce acompañada de alpiste, de un poco de negrillo, cañamón, avena pelada y lino en una proporción muy moderada.
         Un poco de pasta, incluso sin huevo, es un excelente estimulante. Con el huevo, hay que tener precaución de que la temperatura de la habitación donde se encuentren sus pájaros sea de unos 15 grados, ya que son grandes los riesgos de trastornos gástricos. Si sus pájaros aparecen algo enervados, algunos granos de gariofilea (especie de clavel silvestre) les proporcionara un gran bienestar. Alimente a sus pájaros de forma conveniente, proporcionándoles lo que les guste, sin exceso, pero con variedad.
         El agua debe de ser renovada, como máximo, cada 48 horas, siendo lo más conveniente hacerlo cada 24 horas, ya que con mucha frecuencia es ahí donde se encuentra la causa de muchas enfermedades.
         Las jaulas deben mantenerse rigurosamente limpias, así como el armario, donde éstas se hallen instaladas. La guerra contra el piojillo debe ser permanente, sobre todo durante la cría y al regresar de los concursos.
         Hoy no existe apenas este problema (en otros tiempos verdadero azote de los criadores) gracias a los excelentes insecticidas preparados exclusivamente y completa, ante inocuos para los pájaros.
         Un último consejo relativo al ambiente. Evitar los olores de las cocinas, de lejía, gases de estufas y vapores de agua. Sus pájaros deben encontrarse en un local donde el aire fresco y la renovación de éste (sin corrientes) no falte nunca.
         En cuanto al ruido, aun a riesgo de parecer presuntuoso personalmente no evito más que el ruido del timbre eléctrico y semejantes. Una simple puerta de cristal (que cierro durante la noche) separa mis pájaros del televisor. Todavía, ninguna ha tratado de imitar a ningún cantante de los que están en boga…La herencia de los pájaros debe prevalecer.
         Mis hijos juegan en la habitación donde se encuentra el armario de enseñanza, incluso cuando procedo a un entrenamiento colectivo.     Esto posee las siguientes ventajas: que se habitúan a los movimientos de la gente y el pájaro sigue cantando, incluso cuando el juez mueve el brazo para anotar la puntuación obtenida por sí mismo o por sus compañeros. Ya que nada es tan desagradable como juzgar pájaros que demuestran temor de todo: cambio de lápiz de mano del juez, cambio de postura del brazo, en fin de cualquier movimiento por insignificante que sea. El juez, en estos casos se ve obligado a convertirse durante varios interminables minutos en una momia inmóvil para que este pájaro pueda interpretar por completo su repertorio de canto, y ha de puntuarlo de memoria, cosa que no siempre es posible ni supone, desde luego, ventaja alguna, ni para el pájaro, ni para el juez.
         Que estas líneas puedan suponer una ayuda a su experiencia y que les permita rivalizar con los mejores resultados en los próximos concursos, es mi mayor anhelo.


viernes, 5 de mayo de 2017

      Ni más a punto
 Fernando de Juan Vicente
 
            Interesante artículo publicado en la antigua revista "El Canario Roller" y del que es autor Fernando de Juan Vicente.
 
           A mediados de Julio nos llegó a todos los miembros de la lista del canario Roller, un correo de Gonzalo Vergara, comentando que de las segundas nidadas de sus parejas, casi siempre obtenía los mejores canarios. En alguna otra ocasión también había escuchado comentar algo parecido, creo que fue a José Expósito, no estoy seguro. El caso es que me picó la curiosidad y me puse a comprobar en mi fichero la fecha de nacimiento de los mejores machos en los diez últimos años y, ”héteme aquí”, que, efectivamente, había obtenido más del 80% nacidos, a mediados de Mayo y primeros de Junio.
           Al correo de Gonzalo Vergara, le contesté más o menos lo anteriormente expuesto, diciéndole que investigaría sobre el tema. Como tengo la suerte de tener una Bióloga en la familia, aunque no es su especialidad la ornitología, se lo pregunté. Después de algunos comentarios y sin llegar a nada categórico, ella creía que podían ser esas fechas el momento más idóneo para el óptimo desarrollo de la cría debido al clima primaveral y así se quedó la cosa.
Hace unos días vino mi hija a casa y me dijo, “te traigo una sorpresa, he comprado recientemente un libro de Biopsicología y ojeándolo he encontrado un comentario que puede que responda en parte a lo que me preguntabas el otro día”, Desarrollo del Canto de los pájaros.
          A continuación transcribo el artículo que aparece en la 4ª edición del libro titulado BIOPSICOLOGIA de P. J. Pirel editado por Prentice Hall, DESARROLLO DEL CANTO DE LOS PAJAROS.
          En Primavera, los trinos de los pájaros machos amenazan a los congéneres intrusos y atraen a las hembras. Los machos de cada especie cantan canciones parecidas que se distinguen sin problema de los cantos de otras especies (véase Marler&Nelson, 1992), con dialectos locales reconocibles dentro de cada especie (veáse King & West, 1990). Los estudios ontogénicos del trino sugieren que se desarrollan en fases (véase Maler, 1991; Nottebohm, 1991). La primera fase, llamada fase sensorial, empieza unos días después del nacimiento. Aunque los polluelos no cantan durante esta fase, graban en su memoria las canciones de los adultos que escuchan, que suelen cantar sus parientes y que más adelante guiará el desarrollo de su propio canto. Los jóvenes machos de muchas especies están genéticamente preparados para asimilar las canciones de su propia especie durante la fase sensorial. No pueden asimilar las canciones de otras especies, ni siquiera las de su propia especie, si no las han escuchado durante la fase sensorial (véase Petrinovich, 1990). Los machos que no escuchan las canciones de su propia especie a una edad temprana pueden desarrollar canciones más adelante, pero probablemente serán anormales y con sólo algunos matices reconocibles de las canciones de los ejemplares maduros de su especie. La segunda fase del desarrollo del canto del pájaro, la fase sensomotora, comienza cuando los machos jóvenes empiezan a cantar <<subcanciones>> (las canciones inmaduras de los ejemplares jóvenes), normalmente a los pocos meses de nacer. Durante esta fase, la vocalización se va refinando poco a poco hasta que se asemeja al trino de los adultos que han sido sus maestros. Es necesaria una retroalimentación auditiva para el desarrollo del canto durante la fase sensomotora. A no ser que los jóvenes se puedan escuchar a ellos mismos, sus <<subcanciones>> no se desarrollarán en trinos adultos. Sin embargo una vez haya cristalizado la canción adulta, los pájaros no necesitan escucharse para reproducir un canto normal. El efecto desestabilizante de la sordera sobre los cantos de los adultos es menos grave (Nordeen &Noorden, 1992).
          A la hora de retener las canciones en la memoria, existen dos patrones de conducta entre las especies de pájaros cantores.
          La mayoría de las especies, como los pinzones cebra y los gorriones coronados son aprendices limitados a la edad; en estas especies, una vez que las canciones adultas han cristalizado permanecen invariables durante toda su vida. Por el contrario, algunas especies son aprendices abiertos, capaces de incorporar nuevas canciones a su repertorio durante toda su vida. Por ejemplo, al final de cada temporada de apareamiento, los canarios macho entran en un período de canciones plásticas durante el cual añaden nuevas canciones al repertorio de la siguiente temporada de apareamiento. La foto muestra a los machos de los pinzones cebra o Mandarines (aprendices limitados a la edad) y de los canarios (aprendices abiertos). La Figura es una versión simplificada del circuito nervioso que controla el canto en el canario. Presenta dos componentes principales: la vía motora descendente y la vía prosencefálica anterior. La vía motora descendente baja desde el centro vocal superior que hay a cada lado del cerebro, hasta la siringe (caja de resonancia) del mismo lado y regula la producción del canto. La vía prosencefálica anterior regula el aprendizaje del canto (Doupe, 1993; Vicario, 1991). El circuito del canto de los canarios es notable en cuatro aspectos (Nottebohm, 1991).
          En primer lugar, el circuito motor descendente izquierdo desempeña un papel más importante que el derecho en el canto (equivalente al dominio del hemisferio izquierdo, regulador del lenguaje, sobre el derecho en los humanos). En segundo lugar, el centro vocal superior es cuatro veces más grande en los canarios machos que en las hembras. En tercer lugar, cada primavera, en el momento en que el macho prepara su nuevo repertorio de canciones para la seducción veraniega, las estructuras de control del canto de su cerebro duplican su tamaño y sólo vuelven a su tamaño original en el otoño.      Este crecimiento cerebral de la primavera está potenciado por los niveles elevados de testosterona que resultan del aumento de luz diurna. En cuarto lugar, el aumento estacional del tamaño de las estructuras cerebrales de control del canto se debe a la formación de nuevas neuronas, no al aumento del tamaño de las ya existentes, lo que tiene gran importancia, ya que hasta hace poco se pensaba que la formación de nuevas neuronas en vertebrados era imposible.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Pequeños detalles a tener en cuenta

                                                                                         Por The Searcher
 
Interesante artículo aparecido en la revista El canario Roller
 
           Los más honrados de mi tiempo eran mis propios canarios. Acabé refugiándome en mi criadero huyendo de las maldades de tantas personas que no alcanzaban a comprender el verdadero significado de mi continua búsqueda y,  no sumisión a las formas de hacer, ya establecidas por otros.
           Siempre han existido y existirán personas sapientes con muy buenos ejemplares en sus criaderos, buenos criadores y amantes de sus pájaros cantores, pero que desconocen e ignoran las formas de hacer. Esa meta tan lejana que ansían conseguir los que empiezan este dificilísimo “Arte”, es prácticamente imposible de alcanzar si no se pone en el platillo de la balanza todo el amor y cariño hacia nuestros cantores con todo lo que ello conlleva de sacrificio, paciencia, estudio, trabajo con método, mucha humildad para reconocer que no se sabe y soñar, soñar con la utopía de que los criadores adelantados en el tiempo y en los conocimientos quieran enseñar lo que con sus experiencias han adquirido.
           Trataré de explicar algunas formas de hacer en mi criadero, sin pretender que las consideréis ni más ni menos buenas que otras establecidas, cada uno debe  formar su propio criterio y trabajar con método. Ojalá mejores criadores que yo algún día hagan esto mismo y nos ayuden a un mejor conocimiento de esta bonita afición.
           Después de muchos años trabajando con el canario Roller, de oírlos cantar y no oír nada, hice un alto en el camino y me puse a pensar, en este caso a pensar sobre LAS MALETAS.
          Una persona a la que le gusta el canto de los nobles ruladores del Harz, empieza a criarlos y llega el momento en el que como ya es costumbre, (aconsejado por los veteranos), tienen que meter a sus ejemplares en una maleta, cajonera, armario de canto, etc, como queramos llamarlo.
          Respiro profundamente y me pregunto si conocemos la transcendencia, el alcance de este paso en la vida del canario. Lo que sí está claro es que cuando los criadores hacen esto es porque buscan algo concreto. Reducen el espacio físico en el que el canario deberá moverse durante algunos meses, el campo visual estará muy limitado, y en la mayoría de los casos la intensidad de la luz también, con lo que ello conlleva para el canario, ¿Para qué?, ¿Cuál es la finalidad?, ¿Qué se consigue con las maletas?.
           Esta forma de hacer, que pasa de antiguos a nuevos, como si de una herencia de criadores se tratara, quizás no llegue a entenderlo muy bien el criador novel, aunque le hayan explicado algo. Se apresura a fabricar sus propias maletas todo orgulloso de que estará a la altura, o mejor que otras, o quizás hará un mueble con estantes, tal vez cerrado por delante con puertas agujereadas o cortinas, variedad de artilugios; pero lo más importante y me pregunto de nuevo, ¿para qué toda esta parafernalia?, ¿Que se busca con ello?, algunos dirán:
  • Porque estando en las maletas se escuchan entre ellos y aprenden.
  • Porque no se distraen y cuando los sacas cantan.
  • Porque estando siempre los mismos cuatro pájaros se conjunta el equipo.
  • Se mete un adulto con los jóvenes y así los enseña.
          Cada criador da siempre su opinión y con el mismo objetivo, poner en la mesa los cuatro mejores pájaros. ¿Para conseguir mantener la variedad Roller en su mayor grado de pureza?, o para …………..vanidades humanas.
         Trabajemos con método, y se me ocurre empezar por diferenciar la maleta de transporte, del habitáculo donde debe cantar el canario cotidianamente.
           Ejemplo de maleta para llevar a los canarios de viaje, para el transporte: Cajón de aproximadamente 42 cm de alto, 34 cm de ancho y 27 cm de fondo; abierto en el frente; dos compartimentos en la parte inferior separados por una tablilla y otros dos en la parte superior dispuestos de igual forma, en cada uno de ellos entrará una jaula con su correspondiente holgura; en esta cara abierta unas correderas que servirán para cerrar el cajón con la tapa que por lo general lleva agujeros de ventilación y entrada de luz.
            Para el transporte son buenas, prácticas, manejables, fáciles de preparar, pero para tener a los canarios todo el día y durante largos meses, se utilizan pero no es lo más adecuado.
          Pongámonos en el caso de un criador que somete a sus ejemplares a una permanencia continuada en una maleta de transporte y a poco observador que sea, se dará cuenta de las distintas actitudes que toma el animal y de los resultados finales que consigue con esta forma de hacer.
         Yo observo mucho, me esfuerzo por entender lo que el animal en cada momento me está diciendo. Con maletas de transporte destapadas y sentado en frente de ellos miro a mis cantores muchas horas, muchos días.
         El animal empieza a cantar dentro de una maleta (abierta en el frente) por primera vez después de haber estado haciéndolo a lo largo de varios meses en completa soltura. El sonido inmediatamente después de ser emitido rebota en las paredes laterales, techo, fondo y sale al exterior. En el interior rebota y sigue rebotando hasta que pierden intensidad las ondas sonoras, y si las paredes son lisas, el sonido rebota y rebota, y hace daño al canario, le molesta. El mecanismo de defensa que inmediatamente pone en marcha el canario es permanecer en silencio. Sin embargo su instinto le lleva a marcar su territorio, vuelve a cantar, pero sorpresa, ya no lo hace con el mismo volumen, con la misma sonoridad, con el mismo brío que antes. Empieza el período de adaptación a su nuevo hábitat.
            Pongan en un casete una cinta con el canto de canarios Roller, a un volumen normal de audición, a continuación y sin tocar el volumen, métase en una habitación muy pequeña, especie de zulo, buscando la proporción, canario-maleta, persona-habitación, (yo si lo he hecho), comprobarán que el mismo volumen que antes era aceptado por nuestro cerebro, ahora en el zulo lo tenemos que bajar buscando que no nos resulte molesto.
           Si el animal en una maleta abierta canta con brío y sonoridad, lo hará en el palo que está cercano a los comederos, o lo que es lo mismo, en la parte de fuera, el sonido sale al exterior directamente, no molesta, pero cuando se pasa al palo central de la jaula o lo que el lo mismo sobre la mitad del cajón hacia dentro, cantará mirando hacia fuera y  emitirá de forma más suave y moderada la canción. Todo esto con las maletas destapadas y con una cierta distancia entre las mismas y la pared que tienen en frente.
            Y yo me pregunto, ¿qué se consigue con este tipo de maletas que utilizan muchos criadores para mantener largos meses a sus canarios? (siempre pensando en maletas abiertas por el frente sin tapar. Pues lo único que se consigue teniendo a los canarios en estas maletas de transporte abiertas, sin tapar, es que canten cuando se les saque de ellas todos los días y se les pone en cima de la mesa en forma de torre. Nada más que eso.
           Su canto.
            – Con relación a su canto nadie me podría decir que un animalitode canto con estridencias las va a perder cantando en este cajón, o si la conformación de la siringe da sonidos con marcadas consonantes en los rulos, o flautas de las que no nos gustan, el cajón maleta de transporte lo va a solucionar. Pues no.
            La conjunción de equipo.
            – Cada uno de los cuatro ejemplares del cajón recibiráel sonido rebotado por la pared que tiene enfrente y conocerá el canto de los otros que completan el Stam de una forma distorsionada, siempre que estén cantando en el palo exterior pegados a los comederos, porque si lo hacen desde el palo central en el interior del cajón, sus vecinos recibirán el sonido de forma apagada y distorsionada por los continuos rebotes de las ondas sonoras en la habitación.
            Lo que si se consiguen son pájaros independientes, cada uno es lo que es por él mismo, conseguir un Stam que lo oigamos con los ojos cerrados y suenen como si fuera uno solo, con el mismo alma o sentimiento, con la misma forma de decir, es algo a lo que estas maletas de transporte no nos ayudarán en nada. Ocurre que la sapiencia del criador, su experiencia, el oído en el que empieza, hacen que se pongan en un Stam cuatro animales que suenen muy similares con respecto al tono de voz, al ritmo, y naturalmente al oírse entre ellos aunque sean voces de rebote venidas de la pared de enfrente, se copiarán y asemejaran en su canto.
            Sí es posible una voz cuando cantan cuatro canarios en un Stam, pero no con estos cajones como lugar habitual para los nobles ruladores del Harz.
            El punto de partida, de donde salí hace ya más de doce años, y que me llevó a estudiar, a comprender y encontrar el mejor habitáculo, el más idóneo para el entrenamiento y preparación de los jóvenes cantores, comenzó en un enjuiciamiento abierto donde tuve la ocasión y suerte de escuchar un lote de cuatro canarios que sonaban como si uno sólo estuviese cantando. Eran una sola, voz, entrando al unísono con “música”, cambiando los distintos giros a la vez, causando admiración, sorpresa, ¿Cómo era posible esa música?
             En aquel momento pensé que era muy difícil conseguir algo parecido. Ahora que conozco más a fondo el canto del canario, sigo pensando que es difícil ese coro de cantores. Pero para un buscador como yo, no quiero pensar que nada sea imposible.
He oído muchos lotes en concursos de elite, en casa de buenos criadores, pero hasta la fecha no he vuelto a escuchar nada que se asemeje al prototipo de antaño. Los pájaros son más o menos buenos, cantan en el equipo de una forma individualizada y llevarlos a formar un buen coro musical, creo que debe formar parte del trabajo de un buen criador.
           Cuando empecé a estudiar las maletas y los muebles claustrofóbicos que utilizan los criadores para encerrar a sus ejemplares, pensé para mí, “esto no me convence”. También las he utilizado, no lo voy a negar, pero me ha servido para afianzarme más en la opinión de que no es lo más idóneo, con ellas no conseguiré que los cuatro ejemplares suenen como si de uno sólo se tratara.
            Para conseguir el equivalente de los “Niños cantores de Viena” en un lote de “cuatro canarios ROLLER”, todos sabemos que no sólo depende de las maletas o armarios de preparación. Tema muy extenso para tratar, pero sirva de resumen unos párrafos sacados de un artículo publicado en la revista “Italia Ornitológica” por G.P.Mignone.- En el canto la genética determina solamente la formación anatómica del órgano de canto y sus posibilidades (aptitudes) y juega un papel sobre el canto de cerca del 50 %, el talento del canto interviene el 25%, la preparación con el 15% y la actividad hormonal el 10%.
           Sobre la actividad hormonal os diré que es fácil conocer calculando el biorritmo del animal, conjuntando de esta forma un equipo de cuatro pájaros que se encuentran en el mismo momento, hormonalmente hablando. Para los que no estén familiarizados con los biorritmos del canario, se deben limitar a poner en un equipo cuatro animales que hayan nacido en el mismo día, o lo más próximo posible, es una forma de asegurarnos que su biorritmo o actividad hormonal estén acompasados. aunque también es posible conjuntarlos haciendo una simple operación matemática y nos dirá en qué momento se encuentra la actividad hormonal de los animales, sin necesidad de que hayan nacido en la misma fecha.
           Sirva este paréntesis para deciros que forma parte del trabajo en mi criadero, calcular y hacerle ficha de biorritmos o actividad hormonal como dice G. P. Mignone, a todos los canarios machos nacidos en el año abarcando los meses de Octubre, Noviembre, Diciembre y Enero, meses de concursos. Con los gráficos que obtengo sé en todo momento cuales son los animales adecuados para competir en una fecha determinada, lo que me sirve para agruparlos con vista a su rendimiento en ese día concreto. Este 10% procuro asegurarlo no poniendo pájaros con biorritmo bajo junto con los que se encuentren en su máximo potencial hormonal o lo que es lo mismo con su biorritmo alto, pues los amedrentarían y el resultado sería negativo en relación al trabajo de equipo. En fin, el tema que nos ocupa es el relacionado con ese 15% adjudicado en este caso a la preparación, a las maletas.
             Éstas las vamos a utilizar para mejorar, afinar un poco más, buscar el máximo de calidad en la música que emiten estos buenísimos cantores.
            De lo hablado, de lo oído, de lo vivido por los innumerables criadores de Roller que somos, podríamos escribir una extraordinaria enciclopedia, una cultura sobre nuestros nobles ruladores.
            Tengo un grandísimo defecto o quizás una virtud, y es que en las tertulias de criadores hablo poco y me dedico a escuchar, escucho mucho, intento ser una grabadora, pero la retentiva también se pierde y por desgracia se olvidan muchas cosas oídas. No obstante, a todos nos ha pasado que siempre hay frases, comentarios o conceptos de entendidos que parecen pegarse en las neuronas y por suerte no se olvidan nunca.
            Un excelente criador que tengo la suerte de conocer, tiene unos conceptos muy ordenados, fijos, con peso, en su esquema de trabajo sobre los canarios Roller. A decir verdad en ese sentido le tengo una enorme envidia sana y entiendo que no podemos ser todos iguales, creo que es válido pensar: “lo que uno aporte más lo que otro añada dará como resultado cultura positiva”.
             En una ocasión le oí decir y explicar un concepto nuevo para mí, que no se me ha olvidado desde entonces. Sin saberlo me dio el pie que necesitaba para seguir con mi trabajo sobre las maletas, aparcado hacía ya tiempo porque mis pruebas y resultados sobre el tema estaban estancados, no conseguía lo que estaba buscando, gracias a él, me puse de nuevo en marcha.
            El comentario era sobre el ¡¡EFECTO JAULÓN!! y yo lo entendí así.
            Los pájaros que conviven en un jaulón, están influenciados entre ellos y por ellos mismos; en el jaulón que tenemos debajo o encima, tal vez delante, en la misma habitación pongamos por caso, se dará el efecto jaulón en cada uno de ellos pero de forma independiente y no tendrá nada que ver con los otros, cada jaulón tendrá su propio efecto. Si en una voladera aparece un novel dando GLUCK, los que allí convivan lo sacarán. En la voladera cercana si no hay ningún sujeto que emita este giro, no saldrá. Aunque todos los jaulones estén en la misma habitación cada uno de ellos evoluciona independiente.
El criador que expuso este concepto es muy de tener en cuenta. Le he dado muchas vueltas a esto, he hecho pruebas, lo he analizado a fondo y acabé aplicándolo a las maletas para el canto, han sido bastantes modelos de habitáculos los que he experimentado y no creo que sea positivo exponerlos todos, así es que me centraré en el que hasta ahora es el que mejor consigue lo que se pretende: cuatro canarios en coro como si de uno sólo se tratara.
           Cuando hace ya muchos años ponía mis primeros lotes encima de una mesa y eran escuchados por compañeros, criadores experimentados y con muchos años de trabajo, os podéis imaginar, los reproches y correcciones eran continuos. Se notaba perfectamente que no sabía lo que estaba haciendo, había mucho que aprender. Una cosa que me llamó la atención fue el cambio de posición en la torre de cuatro pájaros; el segundo estaba mal puesto, no era su sitio, cambiarlo arriba, el tercero no va bien en este equipo, etc, etc, ¡menudo lío para el que empieza!.
            Ahora entiendo perfectamente lo que me querían decir y desde aquí les pregunto ¿Si tan importante es la posición de un determinado pájaro en la torre de cuatro, porqué razón se los entrena en cajones dispuestos dos arriba y dos abajo separados por tablas, en cajones horizontales uno al lado del otro separados por tablas, en un mueble cada uno en un extremo, separados por tablas?. Cualquier explicación que me den no me convence. Si el equipo va a trabajar dispuesto en forma de torre según los concienzudos y expertos cada uno ocupando su importante lugar, yo digo ¿porqué no se entrenan en la posición que tendrán al final, encima de una mesa?. La maleta o habitáculo para el entrenamiento diario en mi criadero es de 90 por 40 por 40 cm, para disponer las jaulas como realmente van a cantar luego los pájaros. Los comederos a un lado, con holgura en el fondo, arriba, en los laterales, en el frente y haciendo caso a la experiencia de otros y a la mía, cada animal siempre en la posición que le corresponde.  Aunque a decir verdad no he encontrado un criterio único entre los buenos criadores que conozco. Parece ser que el canario de menos voz, o quizás se refieran al más grave debería ir en la posición (A) arriba; el de más calidad en la (C), el que arranca al equipo irá en la (D)….., lo que si es cierto es que si se acostumbran a cantar en una posición, cuando se los pasa a otra el equipo se “desconjunta” y necesita unos días para su nuevo acoplamiento, esto no debe servir para que sientan coartados, cada uno debe tener su propio criterio, trabajar y observar mucho.
Conseguí en su día dar solución a dos puntos importantes: forma del habitáculo (medidas) y disposición de los canarios en la torre, viéndome obligado ahora a volver al escrito del boletín anterior “El sonido, inmediatamente de ser emitido rebota en las paredes laterales, techo, fondo y sale al exterior, en el interior rebota y sigue rebotando hasta que pierden intensidad las ondas sonoras y si las paredes son lisas, rebota y rebota”.
                 Otro punto a estudiar: “rebotan y rebotan las ondas sonoras molestando al propio pájaro que las emite”. Para ello me puse al habla con entendidos en sonido, pasando por varios estudios y emisoras de radio hasta alcanzar conclusiones muy interesantes que apliqué al habitáculo de entrenamiento donde mis pacientes canarios soportaron todas las pruebas. Un concepto que manejan en el mundo del sonido es “limpiar el sonido”, eliminar las puntas, las crestas. En una habitación cerrada, en el estudio de una radio se comprueba perfectamente este efecto, la diferencia es notable entre un estudio de emisora con pocos medios y el estudio de una emisora de radio bien acondicionada, se nota al hablar en la habitación y mucho más en el sonido que percibimos en casa cuando sintonizamos dichas emisoras, la calidad de voz emitida delante de un micrófono es notablemente distinta.
               Para evitar esto, antiguamente se forraban las paredes con cartones de huevos, cosa muy simple y sencilla que consigue perfectamente limpiar el sonido, eliminar las puntas, redondear las crestas, que las ondas sonoras se amortigüen, no reboten, que no suene como a hueco, o a eco. Los cartones ya no se utilizan; ahora he podido ver emisoras con distintos métodos para mejorar el sonido, incluso recuerdo una, que en vez de cartones de huevos, tenían unas planchas de espuma de forma muy similar. Cuando oí mi propia voz en esa habitación cerrada, me quedé sorprendido, yo no sé cómo explicarlo, lo diré como los técnicos, “el sonido más limpio”.
             Ni qué decir tiene que me fui a varias casas especializadas en este tipo de productos para forrar las paredes de los estudios de grabación y emisoras; busqué planchas de espuma que se asemejaran al cartón de huevo, ya que éste cuando lo probé, creo que por ser demasiado grandes los huecos hacia dentro y los salientes, no noté nada que me hiciera pensar en su buen funcionamiento, los cartones para huevos de codornices que son más pequeños tampoco funcionaron, empezó a funcionar cuando forré los cajones con las planchas de espuma de poliuretano con forma similar al cartón de huevo. En la emisora de radio si se notaba el efecto, pero en un espacio tan pequeño como la maleta no terminaba de convencerme, probé distintos compactados de espuma, distintas alturas de montañitas, con más o menos de ellas por centímetro cuadrado. El tiempo ha ido pasando y lo que más me ha parecido válido ha sido la PIRAMIDE MD3 RfA106033 espuma poliester, perfilado TECNOFOC A106051 espuma PCA con impregnación ignífuga M1 perfilado 20/lO de la casa INSONOR (absorción de sonido) con las crestas redondeadas no en arista, y con menos compactado de espuma mejor. Pero aún faltaba algo.
          Más tarde, hablando con un técnico de sonido me apuntó algo que hasta ahora es lo que estoy utilizando. Funcionando bien, aunque no lo doy como definitivo, algo tan sencillo y simple como la conocida moqueta de las paredes. Esto es lo que más absorbe, amortigua y limpia el sonido, ya pueden cantar los pájaros a pleno pulmón con mucho “MOTOR” sin que por ello les moleste y se vean obligados a bajar el volumen de la voz.
            Llegado a este punto, recordaréis que mencionaba las maletas destapadas, sin cerrarlas, a plena luz, nada de pájaros a oscuras. Para que no se distraigan y estén a lo suyo que es cantar. les pongo un visillo de encajé muy calado con lo cual permito la salida de las ondas sonoras ya amortiguadas, se oirán perfectamente entre ellos, el “EFECTO JAULÓN” se afianza en su máxima esencia, tendrán la luz suficiente para estar bien despiertos, los cuatro son uno, no tienen nada que ver con los vecinos del cajón contiguo, si su canción no es buena, berrean palabrotas, en definitiva nos están diciendo lo que llevan dentro y ellos mismos nos dicen que los apartemos, nos ayudan a realizar una buena selección. Si por el contrario los mantenemos a oscuras escuchando cosas buenas de otros, copiando y saliendo a la mesa con vocecitas melodiosas, suaves, engañosas, en mi opinión lo único que estamos consiguiendo es equivocarnos nosotros mismos y apuntalar nuestro criadero con pájaros engañones. Antes o después se irá todo al “traste”.
           Todo lo escrito y leído, es tan sólo la experiencia de un criador, no tiene por que ser válida.

viernes, 24 de febrero de 2017

Importancia de la consanguinidad en el canario de canto.
Rik Menten.
            Este histórico artículo ha llegado a mis manos íntegramente. A pesar de los años transcurridos me parece muy interesante tanto para los nuevos criadores como para los más veteranos.
Quiero empezar diciendo que no tengo ninguna pretensión de imponer rigurosamente un método de cría o dar unos consejos indiscutibles. El único objetivo de este artículo es contar como he organizado mi cría que comencé hace cinco años.
           El tercer año obtenía cuatro canarios que obtenía el primer premio del Campeonato Mundial C.O.M de Lisboa y en el cuarto año fui Campeón Mundial en Helmond.
Voy a exponer como conseguí obtener estos resultados.
Cuando empecé a criar, en 1954, también empecé a estudiar, escuchar y leer a fin de aprender las primeras nociones de canaricultura. En nuestra asociación había algunos criadores veteranos y otros más jóvenes; siempre pude preguntar a los más veteranos cualquier cosa en materia de cría. Además podíamos contar con la ayuda de Mr. Van Cauwenberg que nos enseñaba el canto del canario.
Nos explicaba cómo debía ser el canto de un buen equipo y lo que se debía eliminar: yo escuchaba siempre con atención lo que decía el maestro más que a los mismos canarios.
La primera conclusión que saqué fue que era necesario conocer el canto del canario para poder ser un criador de Roller.
Consecuentemente seguí regular y asiduamente las lecciones de canto. Pero no me limité a esto. Todos los escritos sobre la cría y sobre el canto escritos en nuestra lengua pasaron por mis manos; sin embargo, la búsqueda de estas obras no me proporcionaba muchos conocimientos. Afortunadamente alguien me recomendó un libro “difícil” sobre la cría del canario, uno que había sido escrito por el holandés Mr. Weyling. Me puse a estudiar este libro que era verdaderamente difícil, pero fui constante y perseverante y ahora puedo decir que no me arrepiento de haber profundizado en sus teorías.
En febrero de 1955, me dirigí a un criador holandés para que me proporcionase ejemplares para la cría, concretamente dos machos y nueve hembras. Yo no hice la elección, sino que dejé al criador en completa libertad para que el los eligiese. La experiencia y la honestidad del criador enseguida quedaron ampliamente probadas por los resultados obtenidos.
En marzo comencé la cría aplicando las teorías de Weyling basadas en una cría por líneas paralelas.
Durante el primer año tuve éxitos y fracasos. Por una parte ejemplares excelentes, y por otra ejemplares mediocres e incluso malos. Crie 49 canarios, de los que 19 fueron machos; seis eran buenos cantores de concurso con 7 en Hoholrollen, 5 en Hohlklingel, pero sin Glucken; de estos 6 machos guarde 4 para criar en la temporada siguiente, y a las medio hermanas por parte de padre. También guardé las parejas que me habían dado los mejores cantores en 1955.
En 1956 crie 96 canarios de los que 46 fueron machos, casi todos con un canto similar.
Yo concursaba frecuentemente en la clase A; obtuve en Lisbonne un primer premio con 9 puntos menos que el Campeón Mundial.
En este momento me preguntaba si podía continuar con este método sin caer en la aparición de taras y degeneraciones. Muchos aficionados me hablaban del peligro de los mismos y me hacían dudar. Sin embargo, yo quería comprobar la exactitud de las teorías de Mr. Weyling.
En materia de continuidad en la cría mediante apareamientos paralelos, es decir consanguíneos, Weyling tiene en cuenta un punto muy importante que es necesario evitar “la selección negativa”. No basta con mantener lo que es bueno a efectos del canto, es necesario eliminar los que es malo en el aspecto físico, es decir, de la salud. Un cantor excelente que no tenga una salud perfecta al 100% no es adecuado para la reproducción; podrá ser utilizado como maestro de canto, pero no como reproductor.
          Aplicando rigurosamente esta regla durante tres años y no he tenido casos serios de degeneración. Todos mis F3 proceden de cruces entre medio hermanos y hermanos.
           El stam que fue campeón mundial en Helmond estaba formado por medio hermanos. Ese año había sacado 164 machos de 22 hembras y en 1958 ha continuado aplicando el mismo sistema.
Los puntos más importantes que el criador debe tener en cuenta son los siguientes: Para criar siempre he elegido ejemplares que tuviesen el canto lo más parecido posible. No digo los mejores cantores, sino aquellos que tienen las mismas melodías, cantadas en el mismo orden. Entre las hembras yo escojo aquellas de las que he obtenido más machos que tengan la misma canción.
He utilizado siempre medio hermanos, y a veces hermanos, para emparejarlos con un medio hermano del mismo padre.
Echaba un macho con un gran número de hembras para obtener uniformidad del canto. Este año he sacado 145 pequeños de 6 machos; dos de los cuales me ha dado cada uno 34 canarios.
Respecto a la alimentación yo doy siempre la misma comida a las mismas horas; solo empleo los mejores alimentos.
Con el fin de cuidar el canto profundo, les doy a los canarios pasta al huevo y con el fin de aumentar la dulzura del canto utilizo la grasa de oveja.
En fin, después de 3 años de cría, estoy convencido de poder obtener mucho más de mis canarios. Siempre tuve una marcada preferencia por los cantores particularmente profundos.
En 1958 yo tenía buenos cantores con excelente Hohlrollen y un Hohlklingel de tipo ascendente. Para la reproducción me serví de estos ejemplares pero hice la selección para eliminar ese tipo de Hohlklingel. Después de dos años conseguí ese objetivo. Hoy en día sigo trabajando en mantener y mejorar la calidad de mis canarios.


sábado, 28 de enero de 2017


S C H O C K E L N
Antonio Drove Aza

Antonio Drove Aza fue una de las máximas autoridades en canto Roller en España. Escribió numerosos artículos en la revista Pájaros, primero sobre los años 1950 y posteriormente reeditados en los años 70. Sus artículos me parecen de una gran calidad e interés, y junto con los de Fratantoni sirvieron para dar a conocer en profundidad el canto Roller. Espero que sirvan a todos aquellos aficionados que los desconocen.

             Este tema, quinto del Standard Roller, es el que desde hace unos pocos años va tomando preponderancia entre los cultivadores de nuestros nobles cantores. Parece como si la afición, cansada de oír prodigar Glucken, hasta ahora tan absurdamente apreciados por los aficionados noveles, buscara por snobismo una nueva modalidad en el repertorio del canto de los canarios, sin pensar que los Schockeln, aunque en bastante menor grado que los Glucken y Wassertouren, también modifican las particulares características de los temas básicos del canto clásico Roller.

            La estructura del auténtico canto Roller de calidad, debe estar constituida con carácter dominante por múltiples variaciones rodadas de la más alta calidad de Hohlrollen y Knorren, complementadas por excelentes Hohlklincjeln, Pfeifen y delicados Klingeltouren. La introducción de Glucken y Schockeln para obtener mayor cuantía de temas en el repertorio del canto de nuestros canarios, no compensa la efectiva pérdida de pureza y armonía de los temas básicos al ser afectados por los de características totalmente distintas.

            Es cierto que los canarios pueden compaginar discretamente temas antagónicos y obtener elevadas puntuaciones en los concursos, como resultado de la suma de puntos por mayor número de temas no correctamente emitidos. En estos casos no es precisamente la calidad más elevada la que valora el canto de los canarios, sino la cantidad de temas cantados, relativamente meritorios.

El verdadero mérito y la mayor belleza del canto Roller no se obtiene por la cuantía o variedad de temas antagónicos ejecutados, sino por la perfección, por la más absoluta pureza de dicción, de las múltiples variaciones de los temas básicos y comunes del típico canto rodado o Roller, como esta denominación define a esta modalidad de canto. Esto que parece fácil llevarlo a la práctica, es, en realidad, mucho más difícil que lo que aparenta.

Si los canarios pudieran adaptar selectivamente sus órganos de canto para emitir diversas formas, estructuras y ritmos de opuestas características, sin duda podrían ejecutar a la perfección los distintos temas del Standard. Si no ocurre así es porque los canarios Roller los tienen predispuestos particularmente para ejecutar ruladas puras que deben ser su fuerte, como también las intermitentes de ritmo acelerado. Si por selecciones sucesivas conseguimos que lleguen a emitir excelentes notas lentas de estructura compuesta totalmente distintas de las rodadas, es innegable que éstas perderán su más pura esencia y llegarán a mixtificarse por la influencia de las de caracteres antagónicos. Si los Hohlrollen y Knorren están considerados como las más bellas melodías del repertorio del canto Roller, ¿por qué hemos de privarlas de su esencia musical y de su nobleza de expresión por querer fomentar otras que en la mayoría de los casos son emitidas bastante imperfectamente?

Ya dije en algún capítulo anterior que las primitivas denominaciones adoptadas por los alemanes para definir los temas del Standard tenían cierta analogía con determinados efectos sonoros relacionados con los producidos por ciertos aparatos mecánicos, animales o cosas.

En los Schockeln, su traducción aplicada al canto de los canarios se relaciona con efectos espasmódicos de contracción muscular al emitir ciertas expresiones características. La carcajada humana y el relincho del caballo son, entre otras, claras manifestaciones de Schockel. Precisamente al Schockel se le denominó en los primeros tiempos de la canaricultura Roller alemana anota del relincho~. Hoy es frecuente llamarla carcajada, aunque en nuestro ambiente sea más común la de aspirada. si bien esta denominación no define el carácter de choque espasmódico, típico y fundamental en la forma deemisión de estas frases cantadas por los canarios.

La composición fonética de los Schockeln puros es muy simple. Se compone de sílabas espaciadas, sin ligazón entre sí, y con un ritmo de emisión del orden de tres sílabas por segundo y efectuándose impulsos de emisión no superiores a ocho silabas.

Como en otros temas, las vocales verdaderamente meritorias son la O y la U. Se ha hablado de la A como vocal fundamental de un buen Schockel, siendo esto, a mi juicio, un error por cuanto resulta una nota ruidosa que desdice de la melodía y dulzura que debe imperar en el canto Roller de calidad. Así, pues, deben ser exclusivamente las vocales O y U las que se escuchen en las composiciones fonéticas del Schockel, siendo, en cambio, varias las consonantes que pueden componer las sílabas, aunque la más adecuada es la h aspirada,percibiéndose el siguiente texto fonéitico: h0-h0-h0-h0; hU-hU-hU-hU.

Lo principal, aparte de la vocalización grata para que la tonalidad sea muy agradable y meritoria, es que los Schockeln, para ser considerados como tales, deben ser emitidos por los canarios dándoles el impulso de choque espasmódico para que tomen el carácter de risa o carcajada. Si la emisión silábica no es efectuada de esta forma, puede confundirse con los Hohlklingeln y Pfeifen, a pesar de que el ritmo del Schockel es intermedio entre los de estos temas, según veremos en los dos próximos capítulos. En efecto, siendo la composición fonética de estos tres temas muy similar, variando únicamente las consonantes de las sílabas, un aparente Schockel (sin choque espasmódico) será emitido de la misma forma que un h'ohlklingel un poco más lento. Así mismo, un Schockel con vocalización más alargada: Huu-Huu-Huu, determinará un sonido plañidero transformándose por tanto en Pfeifen (Flautas] de ritmo algo más acelerado. Luego, para evitar las confusiones que frecuentemente se observan entre los aficionados para reconocer auténticos Schockeln, deben ser emitidos éstos de acuerdo a las características espasmódicas inconfundibles de este tema. Es más, no solamente se percibe el sonido típico, sino que la contracción o choque que provoca en el pecho la emisión de este tema transmite al cuerpo del pájaro los movimientos espasmódicos bien perceptibles a simple vista sobre todo en los movimientos de la cola.

El Schockeln es más agradable y es también más reconocible si está intercalado entre temas de emisión no continua o intermitente. Es frecuente oírlo inmediatamente después de los Hohlklingel para terminar en dulces y plañideras flautas. En estas condiciones, los contrastes de ritmo y forma de expresión de los tres temas permiten diferenciarlos claramente y producir gratísima impresión los Schockeln al pasar ininterrumpidamente entre pasajes de ritmos no muy distintos. Pueden asimismo ser intercalados --aunque es poco frecuente- entre otros temas, pero en general no impresionan tanto y no parecen ser tan meritorios e incluso puede ser fastidiosa su escucha entre pasajes rodados o emitidos intempestivamente sin orden ni concierto, desvalorizando la calidad del conjunto del canto por la pérdida de la cualidad más apreciada del canario RoIler: la de ejecutar su repertorio con el orden y la medida de un consumado artista.

He citado a la carcajada humana y al relincho del caballo como ejemplos típicos bien conocidos de Schockeln. Quien se haya preocupado del estudio y de las particularidades del canto de pájaros diversos habrá observado la presencia de Schockeln en algunos de ellos. Por la perfección en la forma de emisión y por su adecuada tonalidad merece citarse el Schockeln de la tórtola: El Hu-Hu-Hu-Hu emitido espasmódicamente después de los tristes, casi Iúgubres arrullos, define a la perfección al Schockeln del canario mucho mejor, por supuesto, que la carcajada y el relincho, que solamente han sido utilizados para general comprensión del carácter y forma de expresión característica de lo que significa Schockeln. Creo que con la tórtola (macho] podrían educarse los canarios para emitir este tema, ya que es muy difícil imitarlo valiéndose de aparatos o dispositivos mecánicos automáticos como los que vengo explicando su construcción en esta Iniciación. El único defecto consiste en conseguir el efecto espasmódico regular, que si bien puede obtenerse relativamente aceptable con la boca al soplar espasmódicamente sobre un órgano sonoro: ocarina, flauta, etc., no es fácil hacerlo automáticamente por otros procedimientos de impulsión mecánica del aire expelido por nuestros pulmones o por generadores mecánicos.